Raíces e influencias del Realismo Mágico

– EL REALISMO. De él retoma la transparencia del lenguaje, la pseudoobjetividad, la voluntad mimética (semejanza de la obra literaria con al realidad). Los objetos, los sentimientos y los datos históricos forman parte de la realidad, pero están adornados con metáforas sobre un fondo hiperbólico.
– LOS MITOS. El RM aporta un componente afectivo que apela a hondas raíces del alma humana, recuperando así el papel que la religión había perdido. El RM revaloriza el arte o la literatura como nuevo mito, a veces asociado al componente ancestral relacionado con el mundo indígena.
– EL BARROCO. De él retoma el gusto por el contraste entre realidad e irrealidad, el feísmo (la atención a los detalles feos), lo hiperbólico, extravagante, ridículo, grotesco, estridente, chocante, conmovedor… para abrumar al lector. También gusta de las metáforas audaces, originales, a veces ingenuas, irónicas o hiperbólicas.
– PICARESCA. Algunos personajes del RM tienen rasgos del pícaro. El pícaro tiene la ambivalencia de un héroe y un antihéroe. Son personajes imprevisibles: vagabundos o sirvientes de distintos amos, pero siempre supervivientes. Los pícaros son también astutos,
traviesos, descarados, inquietos, dinámicos… [En La casa de los espíritus, LCE en adelante: Nicolás, el tío Marcos o Tránsito Soto]
– POSTMODERNISMO. Se percibe el gusto por el hibridismo (la mezcla de géneros, estilos, voces, etc.) y la metaliteratura (reflexión sobre el proceso de creación), que exige de un lector activo y supone una mayor complejidad en el esquema de voces narrativas (polifonía) [en LCE hay diversos narradores y un transcriptor, Alba, que completa y ordena manuscritos de Clara y Esteban; los cambios entre una y otra voz son bruscos; necesitan de una lector activo]. Otro rasgo del Postmodernismo son el escepticismo, el desencanto, la pérdida de la fe en los grandes líderes, en los grandes discursos y en las claras ideologías [en LCE se entabla un diálogo de ideologías, pero, a pesar de la crítica a la dictadura y el conservadurismo y la defensa de la libertad, se aprecia la característica posmoderna de la pérdida de la fe en los grandes líderes y grandes discursos]. –
NOVELA GÓTICA. Gusto por lo monstruoso, los fantasmas y los elementos sobrenaturales. El RM hace uso de ello, pero irónicamente: finge tomarlo en serio, pero, en el fondo, es una burla, una parodia.
– FÁBULAS. Influye la presencia de la moral. El RM trata de individualizar el fracaso moral de alguna clase social o de una nación en el país imaginario que construye; por eso el escritor emplea la sinécdoque (la parte por el todo; un microcosmos que representa el macrocosmos) expresando la historia de una familia para relatar indirectamente la historia de un país entero [En LCE la historia de la familia Trueba representa la historia del país, Chile, que no es nombrado] – SÁTIRA. Humorismo y parodia.